viernes, 25 de septiembre de 2015

BARCELONA MIDNIGHT TRAIL 2015 Todo un reto

Ahora miraba y hacía la friolera de tres meses que no escribía en el blog, producto en gran parte de mi inactividad en carreras, aunque la última prueba disputada se remonta al 19 de abril (casi cinco meses). Está claro que atravieso un bache en mis participaciones, no tanto por lo que respecta a los entrenamientos, ya que sigo haciendo mis sesiones semanales (una media de tres a la semana, con semanas de dos, otras de cuatro y entre 30 y 40km)

La "vuelta al ruedo" fue en uno de los mejores escenarios que puede haber, la Barcelona Midnight Trail, que ya va por su cuarta edición y le auguro un buen futuro si siguen cuidando a los corredores. La carrera, de 15km, tiene un recorrido relativamente asequible por la zona de Collserola. La mayor parte de la ruta transcurre por pistas forestales, con el "único" inconveniente de no estar iluminado, de ahí que el frontal es imprescindible.



Eso sí, hay tres salvedades en esta carrera a tener en cuenta:

1. El inicio. Bajada "a muerte" desde la entrada del Parc del Tibidabo por asfalto hasta llegar a un "corriol" estrecho, que puede ser peligroso. Para mí lo fue porque me caí y me hice daño en la rodilla derecha. Me condicionó el resto de la carrera, pero no es excusa por el tiempo realizado.

2. LA SUBIDA (así, con mayúsculas). En el kilómetro 7 aproximadamente. Es un muro. Primero, una calle que se va convirtiendo casi en una escalada, luego escaleras que se hacen interminables y, para acabar, un trozo de tierra hasta llegar al final. Muy duro. Bueno, se trata de tomárselo con calma para no sufrir demasiado, porque luego aunque hay algún otro tramo de subida, pero ya más comidodo.

3. Las escaleras del Temple Expiatori del Sagrat Cor. Una de las novedades de esta edición y un acierto. Se hace duro subir y bajar 267 escalones, pero hay que reconocer que entrar en la iglesia, con un camino de velas y el órgano sonando, empezar a subir y disfrutar de unas vistas de Barcelona maravillosas, bien valen la pena. Un acierto. La bajada hay momentos que casi marea, pero se sobrelleva mejor.

A mí me salió un tiempo discreto, 1h23:12, puesto 178 de la general y 173 de la categoría masculina. Era lo de menos. Lo mejor, el buen trato, las buenas sensaciones y una oportunidad única de hacer una carrera diferente.

A MEJORAR.
1. Para mí, la bajada aún sigue siendo complicada por la cantidad de gente que hay. No sé si más salidas sería muy pesado, pero para algunos puede ser incómodo.
2. El bocadillo final dejaba un poco que desear, todo hay que decirlo, por lo menos el mío. No me convenció en absoluto.

Si alguien quiere ver un vídeo de la carrera, os dejo el que hicieron mis compañeros de BTV, aunque yo ayudé al hacer las entrevistas finales...

El enlace de la prueba en el BTV Notícies 

O el vídeo directamente aquí:
video

1 comentario:

  1. Ei Raul , estic bastant desconnectat com tu . En que fa la cursa sembla molt maca ,això de passar per dintre l´esglesia es maco , el cas de les baixades es qüestió d´anar practicant.
    A veure si ens veiem a un calaix de sortida aviat . Una abrçada

    ResponderEliminar